Audición


¡No deje de oir!

Si oye, pero entiende ... Consúltenos, ¡podemos ayudarte!

Adaptamos las modernas, discretas y eficaces Soluciones Auditivas con total garantía y los mejores precios.

 

Tenemos soluciones para mejorar su capacidad de oír y de entender.

Es la pérdida lenta y progresiva de audición relacionada con la edad que afecta a 1 de cada 4 adultos, y es común en las personas mayores.

El 40% de las personas con más de 55 años tiene alguna pérdida auditiva y alrededor de la mitad de todas las personas mayores de 75 años sufren pérdida auditiva relacionada con la edad.

La pérdida de la audición suele ocurrir lentamente, con el tiempo. Dificulta la escucha de sonidos de alta frecuencia, por ejemplo, cuando alguien nos habla, y a medida que la pérdida de audición aumente, puede ser difícil escuchar también sonidos de tono más bajo.

Algunos de los síntomas más comunes son la dificultad para oir:

La televisión, el timbre de la puerta o el teléfono.

Entender una conversación en ambientes ruidosos

Sufrir zumbidos en los oídos

No existe una única causa que produzca la pérdida auditiva relacionada con la edad. Sin embargo, las más comunes son los cambios que se desarrollan en el oído interno por el paso del tiempo. Dentro del oído existen unos diminutos vellos encargados de recoger las ondas sonoras y convertirlas en señales nerviosas que el cerebro interpreta como sonidos; la pérdida de audición se produce cuando estos pequeños pelos se deterioran o mueren.

Así mismo, los genes y la exposición prolongada y frecuente a ruidos fuertes (el uso de auriculares para escuchar música, la contaminación acústica en el trabajo o en casa ...) pueden provocar pérdidas auditivas.

  • La historia familiar, ya que la pérdida de audición relacionada con la edad tiende a repetirse entre familiares
  • La exposición repetida a ruidos fuertes
  • Ciertas condiciones médicas y medicamentos
  • Fumar: los fumadores tienen más probabilidades de tener pérdida de audiciones que los no fumadores.

En primer lugar, acudir a tu centro auditivo de confianza. El audioprotesista utilizará un instrumento llamado otoscopio para, en primer lugar, revisar los oidos ya que,a veces, factores como una excesiva presencia de cera pueden influir en la audición, bloqueando los canales del oido.

Una vez terminada la revisión, el profesional pasará a las pruebas de audición pertinentes que deterinarán el grado real de pérdida auditiva.

La pérdida de audición puede ocasionar tanto problemas físicos (como no escuchar alarmas o avisos importantes) como psicológicos (derivando en aislamiento social) y en casos extremos, puede conducir a sordera. Por ello, desde nuestros centros aconsejamos que la pérdida de audición sea evaluada lo antes posible para descartar causa potencialmente reversibles.

También es muy útil contar con una audiometría de referencia, un documento en el que el audioprotesista pueda observar cualquier variación en nuestra capacidad auditiva en el futuro.

No existen curas para la pérdida de audición, pero sí ayudas para poder seguir disfrutando de la vida y de todos sus detalles. Por esto, en nuestros centros auditivos tenemos soluciones para mejorar su capacidad de oir y entender, y por ende, su calidad de vida

En función de su pérdida de audición, podemos ofrecerle diferentes tipos de ayudas encontrando la que mejor se ajuste a sus necesidades